UdeC y Recupera Chile formarán “granjeros del mar”

August 4, 2014

Granjeros del mar es el nombre del nuevo proyecto impulsado por la UdeC y el Programa Recupera Chile, de la Universidad de Harvard, en el marco del trabajo conjunto que han llevado a cabo en la región desde 2010, para apoyar la recuperación de las localidades costeras más afectadas por el maremoto.

A través de este proyecto se busca cambiar la relación de los pescadores artesanales con el mar, de modo que lo vean no sólo como una fuente de extracción, sino como un espacio para la producción de sus propios recursos, cultivándolo al igual como lo hacen los granjeros en su tierra.

Con este fin, hoy se dio inicio a un programa de capacitación que beneficiará a 17 pescadores, quienes, durante esta semana, recibirán formación sobre aspectos técnicos, a cargo de la UdeC, y en materias económicas (planes de negocio), de parte de la Universidad de Harvard.

Esta mañana, en la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo, los responsables del proyecto, acompañados por el coordinador de la colaboración con Harvard, el docente Martín Zilic, explicaron los alcances de la iniciativa en un encuentro con el director de Investigación, José Becerra; el Decano de Medicina, Raúl González, y representantes de Sernapesca en la región.

En la oportunidad, el ex director de la Oficina de Harvard en Santiago para el Polo Sur, Ned Strong, señaló que este proyecto surgió del trabajo realizado con las comunidades, a comienzos de año, por un grupo de estudiantes de Harvard, asesorados por el especialista Alex Mansfield, con el objetivo de proponer alternativas de desarrollo productivo para la zona, y en el que tuvieron la asesoría del profesional de Recupera Chile, Alex Mansfield, quien es el responsable de la capacitación en el área de comercialización.

Sucesora de Strong en el cargo, Marcela Rentería, señaló que Granjeros del Mar tiene como base los avances en dos centros de cultivo –en Coliumo y Laraquete- impulsados por la UdeC a través de un proyecto encabezado por el académico de la Facultad de Ciencias Naturales y Oceanográficas, Eduardo Tarifeño.

“Vamos a hacer una intervención comunitaria para unir a los pescadores que queremos convertir en granjeros del mar, en una red, donde nosotros como Harvard, vamos a contribuir a la parte de mercadeo y de gestión”, dijo, señalando que uno de los objetivos importantes es lograr destrabar una serie de aspectos burocráticos que frenan el desarrollo de la acuicultura de pequeña escala.

La ejecutiva señaló que los cultivos son una buena alternativa para superar la crisis de la pesca extractiva que vive el sector artesanal y agregó que las expectativas son hacer de esta experiencia un modelo que pueda replicarse con más agrupaciones de pescadores.

“La crisis ha sido muy fuerte y siempre nos quedamos en la denuncia y en la crítica, pero han sido muy pocas las oportunidades de plantear soluciones y esta iniciativa es una alternativa”, afirmó el académico Eduardo Tarifeño, quien es coordinador del Grupo de Investigación para el Fomento de la Mitilicultura (Promytilus) que, como explicó tiene por propósito impulsar el cultivo de mitílidos (choritos), área que -a su juicio- tiene un gran potencial en la región.

El investigador resaltó la importancia que tiene la capacitación que recibirán, en esta oportunidad, los pescadores en materias de comercialización.

“La acuicultura es un tema de producción y nosotros la hemos planteado como una alternativa para el desarrollo de la pesca artesanal. Los pescadores artesanales han sido siempre de tipo extractores y queremos convencerlos de que pueden ser granjeros del mar y en esta fase los aspectos técnicos y científicos son importantes pero también son relevante los aspectos económicos, que conozcan lo que es un plan de negocio”, señaló.

Por su parte, el biólogo marino Alex Mansfield, quien entregará la capacitación en el área económica, relató su experiencia en la pequeña localidad de Duxbury, cerca de Boston, señalando que hace 10 años –cuando comenzó el trabajo en su granja de mar- existían problemas similares en relación los temas administrativos que impiden el desarrollo expedito de la actividad.

El especialista señaló que es importante que los pescadores cuenten con habilidades para impulsar los cultivos y que entiendan la importancia que esta actividad puede tener tanto para ellos como para sus comunidades, más allá de lo netamente económico. En el caso de Duxbury, dijo, el desarrollo de los cultivos de moluscos permitió “poner el nombre del pueblo en el mapa” y crear un sentimiento de orgullo de sus habitantes.

Las actividades de capacitación se extenderán hasta la tarde el jueves y se desarrollarán, en sus distintas etapas, en Laraquete y Coliumo.

Source: UdeC