Programa Granjeros del Mar en la VIII Región: La Universidad de Harvard les da una mano a los pescadores chilenos

September 21, 2014

A través de talleres con los que se enseña a realizar cultivos sustentables, la casa de estudios busca apoyar a quienes se vieron afectados por el terremoto de 2010.  

Como past president de la Academia Americana de Pediatría, además de actual profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, la doctora estadounidense Judith Palfrey sabe que la salud de una persona depende del lugar y las condiciones en las que esta se desenvuelve. No por nada colabora con Recupera Chile, la iniciativa liderada por el David Rockefeller Center para Estudios Latinoamericanos y la Kennedy School of Government de la prestigiosa casa de estudios donde enseña.

Con el apoyo de organizaciones no gubernamentales y de otras universidades locales, el objetivo de Recupera es dar asistencia a los chilenos afectados por el terremoto y posterior tsunami del año 2010.

"La misión se centra en lo social, el ambiente físico, la economía y el patrimonio. He estado más involucrada con el equipo encargado de la dimensión social de la recuperación, pero creo firmemente que todas merecen ser abordadas. El bienestar económico de las familias es clave para ponerse de pie tras el desastre", comenta la especialista, quien estuvo en Chile hace menos de un mes participando del proyecto Granjeros del Mar (Sea Farmers).

Se trata de una iniciativa que se enmarca dentro de Recupera Chile y que trabaja apoyando a pescadores de la Región del Biobío con consejos para administrar mejor la producción de recursos. Estas últimas semanas, Palfrey, junto con otros profesores estadounidenses -además del académico de la Facultad de Ciencias Naturales y Oceanográficas de la Universidad de Concepción, Eduardo Tarifeño-, viajó para formar parte de un taller que se hizo a 17 pescadores en las zonas de Laraquete y Coliumo.

Además de charlas técnicas enfocadas en el desarrollo de cultivos a pequeña escala, todos fueron capacitados en aspectos básicos de economía y planes de negocio. "El terremoto y posterior maremoto afectaron mucho el mar y su ecosistema. Los pescadores decían que había una disminución de los animales, que muchos se habían desplazado de lugar. Los consultores que trajimos les enseñaron cómo volver a producir, y también cómo hacerlo desde un enfoque sustentable y rentable a largo plazo", explica Marcela Rentería, directora de la Oficina de Harvard en Santiago. De ahí el nombre del programa: el pescador tradicional, centrado en la extracción, pasa a ser un granjero de mar, enfocado en generar cultivos.

"Es esencial reencantarlos con el mar. Y parte de eso significa verlo como un aliado, algo que trae beneficios sin necesidad de explotarlo".

Jessica Cabrera, nieta e hija de pescadores de la zona, hoy cultivadora de ostras y choritos, cuenta que en el taller "se mostró lo que se está haciendo a nivel mundial en acuicultura y cómo no cuidar del alimento puede traer problemas a largo plazo, entre ellos algunos de salud", cuenta, aludiendo a Judith Palfrey. "Se presentaron modelos extranjeros exitosos y más tarde los pescadores vieron cómo adaptarlos a su zona. Los de Llico, por ejemplo, consideraron buena idea involucrarse con alumnos de las escuelas del sector para reforzar el cultivo".

Source: M. Cordano, El Mercurio